PortugusBrasilEnglish (UK)Spanish

Las Siervas del Plan de Dios ante el misterio de la Sabana Santa

TURÍN, Mayo 2010.- El pasado mes de mayo la ciudad de Turín fue el lugar de encuentro para más de 20 hermanas siervas provenientes de los diversos países en donde nos encontramos quienes con motivo de la Ostensión de la Sabana Santa, tuvieron la bendición de poder realizar una peregrinación a dicha ciudad. En Turín, se encuentran los restos del sudario de Cristo (o Sindone), el lino en el que Señor Jesús fue envuelto y sepultado y en el que se evidencian las huellas de su pasión según nos narran los Evangelios. El rostro y cuerpo del Hijo de Dios hecho hombre quedaron grabados en él tras la Resurrección.

Las Siervas del Plan de Dios, tenemos una devoción particular a la Sábana Santa, pues en ella se refleja una parte fundamental de nuestra vocación apostólica. En el frágil, enfermo, pobre o necesitado, en cualquier hermano que sufre, las siervas reconocemos el rostro sufriente de Cristo, es a El a quien servimos, iluminadas por el mismo Señor cuando dice: “Cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mt. 25,40). Por otro lado, en la Síndone también reconocemos que es Cristo Resucitado quien debe de iluminar la vida del creyente, Él es la fuente de nuestra esperanza y nosotras estamos llamadas a anunciar a todo el mundo la victoria de su Resurrección.

Ante el misterio de la Sabana Santa, pudimos profundizar en el amor sin límites que el Señor Jesús nos tiene y desde Él ahondar en el verdadero sentido de nuestra vocación: “dar la vida por nuestros hermanos”.

La peregrinación realizada también incluyó otros lugares santos y la ciudad de Roma, allí tuvimos la oportunidad de renovar nuestra adhesión al Santo Padre y nuestro servicio y amor a la Iglesia. Durante la estadía en Roma fuimos acogidas con alegría por nuestras hermanas de Comunidad que viven en la Cuidad Eterna desde el 2006.

Les compartimos algunas de las imágenes de nuestra peregrinación. Haz click aquí