PortugusBrasilEnglish (UK)Spanish

II Aniversario de “Encuentra a Cristo”

“Gracias al Señor Jesús, que nos ha permitido estos dos años, todos nosotros estamos felices. Estoy agradecido eternamente a nuestro Señor Jesucristo y les pido un << Viva>> para nuestro Señor: ¡Viva Jesús!” – Fueron las palabras de nuestro amigo Alberto quien pide limosna todos los días en Jirón de la Unión. Este fue uno de los testimonios que escuchamos en el II Aniversario del proyecto “Encuentra a Cristo” que realizamos todos los martes en el centro de Lima.

 

PP 02feb2014

Empezamos con la Eucaristía, muchos de ellos llegaron temprano a la Iglesia de San Agustín para agradecer al Señor quien ha hecho de este proyecto un camino de conversión dándoles un sentido y una nueva oportunidad a sus vidas. El Padre nos exhortó en la homilía: “El Plan de Dios indudablemente está lleno de alegrías y de servicio al Señor en todos los instantes de nuestra vida. El proyecto del cristiano no es solamente por momentos, guardarlos, sino la dedicación y la consagración de toda una vida al servicio de Cristo”. 
 
PP2015 1
Luego celebramos en un local donde pudimos darles una rica cena a más de 50 amigos que tenemos en las calles. Con sus sonrisas, bailes y testimonios manifestaban la alegría de saberse amados por Dios. Nos decía el señor Delfin- que lleva más de un mes asistiendo al proyecto - profundamente conmovido: “Estas cinco semanas que me han dado… me han hecho otro hombre, no puedo callármelo, lo siento acá… y aunque no puedo expresarlo muy claramente, quiero que sepan que vivo agradecido de estas cinco semanas, no son muchas… pero para mí es demasiado, gracias, gracias, gracias… creía que no las merecía pero ustedes dicen que sí, gracias.”
 

PP2015 4
“Encuentra a Cristo” es un proyecto en el que, cada martes, vamos en busca de aquellas personas más olvidadas, que viven la dureza de la vida en las calles. Muchos de ellos duermen bajo el puente Trujillo en el Rímac, otros duermen en las calles del pasaje Santa Rosa, esforzándose por conseguir algo de comida en los comedores del centro de Lima.
 
Para nosotras es un honor servirlos porque en ellos está Jesús pidiéndonos que lo ayudemos. Es Dios quien los busca y para ellos esto representa que a pesar de muchos errores que los han llevado ahí, la Iglesia y Dios, los vuelve acoger y los levanta para que puedan volver a comenzar, recordándoles lo valiosos que son, que son amadísimos por Dios, que Él no se olvida de ellos y esto, con la gracia de los sacramentos, ha hecho y está haciendo dar giros grandes de conversión en la vida de muchos. 
 
Encuentra CristoEste es el testimonio de Fernando. A quien la misericordia de Dios lo hizo comprender que es amado y esto fue suficiente para que su vida, en un tiempo sin sentido y en vicios, dé un vuelco a ser el apóstol más audaz y fiel del proyecto y de las calles: “Quiero agradecer desde lo más profundo de mi corazón con todas mis fuerzas a Jesús y a la Virgen María, agradecer a las hermanas, a las candidatas, a las colaboradoras… - y exhorta - acérquense a Jesús y encontrarán el amor puro, el amor benigno, el amor amoroso, el amor comprensivo, el amor misericordioso que nos da Dios”.  
  
PP2015 1
 
 
 
Agradecemos a Dios por permitirnos a las Siervas ser testigos del poder de la caridad en la vida de nuestros hermanos en las calles y le pedimos que siga realizando Su obra y nos guíe por los caminos que Él ya pensó para este proyecto. ¡Qué viva Jesús!

 

 
 
 

 

  

Emcuentra Cristo6

 

Emcuentra Cristo7