PortugusBrasilEnglish (UK)Spanish

Educando para el futuro en Angola

Huambo, 15 Junio 2012.- Angola, país en el sur oeste africano luego de casi tres décadas de guerra civil, vive un proceso de reconstrucción, siendo la educación una de las tareas mas urgentes. Desde hace cuatro años las hermanas “Siervas del Plan de Dios” quienes sirven a los necesitados en este país africano desde el año 2005, apoyadas por voluntarios del MVC Angola llevan adelante un proyecto educativo que busca favorecer a niños y jóvenes en situación de alto riesgo, quienes habían perdido la esperanza de alguna vez aprender a leer o escribir.

La realidad actual de post guerra de Angola es que alrededor del 30% de la población infantil está trabajando y sin ir a la escuela más del 45% en Huambo; por otro lado, alrededor del 40% de los colegios que fueron destruidos aún no se han logrado reconstruir en su totalidad. “La mayoría de los chicos nunca pisaron una escuela, algunos pocos nunca regresaron a una” nos cuenta la hna. María Ángela, licenciada en psicología y educación, una de las responsables del proyecto.

 

El objetivo del proyecto es darle la oportunidad de estudiar a niños que por la precaria situación económica de sus padres o por haber sido abandonados por ellos, trabajan o viven cerca del mercado de Quissala en Huambo. Hasta el momento los beneficiarios son más de 500 niños y jóvenes cuyas edades fluctúan entre los 2 y 19 años de edad. Ellos reciben además de la formación en la fe y una alimentación básica que les permite mejorar su rendimiento académico, la instrucción escolar correspondiente a su edad y adaptada a su situación laboral junto con talleres de canto, teatro, expresión corporal, dibujo y pintura.

Venancio (8 años), por ejemplo es uno de los niños que se beneficia con el proyecto, es el segundo de ocho hermanos y asiste a clases con el menor de ellos, mientras su madre se queda trabajando en el kimbo, aldea tradicional de Huambo. Él asiste con ilusión a sus clases del primer nivel y está a punto de concluirlo junto a 30 compañeritos de edad similar.

Actualmente el estado apoya el proyecto con algunos útiles escolares y alimentos básicos, puesto que reconoce el valor de la obra cuya meta final es lograr una futura reinserción escolar formal. “Esperamos con la gracia de Dios pronto cubrir la primaria completa y tener unos 100 niños graduados anualmente”, nos comparte con entusiasmo la hna. Fabiana.

Les compartimos algunos fotos de nuestro proyecto Haz click aquí