PortugusBrasilEnglish (UK)Spanish

Siervas y emevecistas participan en el Congreso Panafricano en Camerún

 

Camerún, 12 Septiembre 2012.- Del 4 y el 9 de septiembre, se realizó en Camerún el Congreso Panafricano de Laicos Católicos, organizado por el Pontificio Consejo para los Laicos bajo el tema: “Ser testigos de Jesucristo en África hoy: Sal de la tierra… luz del mundo (Mt 5, 13-14)”. Este congreso de carácter continental se celebró en la Universidad Católica de África Central en Yaundé.

La decisión de realizar éste Congreso en África no es casual, pues se lleva a cabo después del viaje apostólico del Santo Padre a Camerún y Angola (17-23 de marzo de 2009) y a Benín (18-20 de noviembre de 2011) y la presentación de la exhortación apostólica postsinodal Africae Munus que Benedicto XVI presentó tras la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos(2011); este documento junto a la Ecclessia in Africa, Christifideles Laici y Redemptoris Missio del Beato Juan Pablo II fueron la base de este congreso.

El congreso, reunió a laicos acompañados de cardenales, obispos, sacerdotes y religiosos provenientes de diferentes áreas geográficas y culturales de África para reflexionar en los desafíos y compartir las experiencias de ser testigos de Jesucristo en este continente. Varias conferencias, discusiones abiertas y paneles realizados durante el congreso permitieron reflexionar y compartir experiencias entre los delegados.

El congreso, organizado en colaboración con la Conferencia Episcopal de Camerún, recibió a más de 300 delegados provenientes de las diferentes conferencias episcopales de África, asociaciones laicales, movimientos eclesiales y nuevas comunidades. Para este evento asistieron dos delegados del Movimiento de Vida Cristiana en Angola y dos hermanas de las Siervas del Plan de Dios quienes desarrollan su labor pastoral en dicho país desde el año 2005.

congreso camerun2

Este congreso tuvo como objetivo fortalecer la identidad del laicado católico del continente y ayudarlos a vivir su corresponsabilidad en la misión de construir la Iglesia en los diversos campos de apostolado como la educación y formación cristiana, la pastoral de la familia, el rol de las mujeres y de los jóvenes en África, así como la participación del laicado católico en los ámbitos de trabajo y en la política.  

El encuentro que fue un signo elocuente de la comunión eclesial culminó con la celebración de la Misa de clausura en la Basílica de Yaundé, María Reina de los Apóstoles, presidida por el Cardenal Stanislaw Rylko quien describió la experiencia del congreso como un momento de particular epifanía de la Iglesia en África en donde se descubrió numerosos recursos espirituales, enorme vitalidad religiosa y humana, así como el fuerte dinamismo misionero de su laicado. “África necesita urgentemente un laicado así. Ser testigos de Cristo en el corazón del mundo no es una tarea fácil porque requiere ir contra la corriente en relación a las tendencias culturales dominantes, con mucho valor, tras el ejemplo del Maestro, que fue signo de contradicción”.

 

Les compartimos algunos momentos del Congreso Haz click aquí